3 partidos históricos del US Open

Flushing Meadows ha sido sede de algunos de los partidos más grandes en la historia del tenis; te presentamos tres duelos recientes que han dejado huella

Por Jorge Mancera

Esta semana se disputa la primera fase del Abierto de Estados Unidos 2018, último de los cuatro Grand Slams del año. El torneo reúne a los mejores jugadores del tenis, tanto varonil como femenil, y ofrece duelos llenos de emoción en cada edición. Estos son tres partidos icónicos del torneo estadounidense:

Pete Sampras vs. André Agassi. Cuartos de final, 2001 

Sampras y Agassi, dos de los más grandes tenistas de la historia, se enfrentaron en 2001 en uno de los capítulos más memorables de su rivalidad. Con 21 títulos de Grand Slam entre ambos, el partido fue un fiel reflejo de la calidad de los dos tenistas estadounidenses y deleitó a los más de 23 mil asistentes.

La victoria fue para Sampras 3-1, tras un duelo que pasó de la medianoche. Como dato curioso, en todo el partido no hubo una sola ruptura de saque, y la definición de los cuatro sets llegó en tie-breaks. Agassi ofreció un juego de gran calidad y puso a Sampras en predicamentos, pero el triunfo no llegó; con ambos cerca del ocaso de su carrera, éste fue uno de sus últimos duelos top.

Serena Williams vs. Victoria Azarenka. Final, 2012  

Tuvieron que pasar 17 años para que una final femenil se definiera en tres sets. El partido fue una exhibición de la fortaleza física de Serena y de la resistencia de Azarenka; esta última llegaba como número 1 del mundo, pero arrastraba 9 derrotas en sus últimos 10 duelos contra Williams.

A pesar de ello, Azarenka no permitió que el juego terminara pronto. Serena ganó el primer set, pero su rival respondió llevándose el segundo con autoridad. La bielorrusa tuvo ventaja de 5-3 en el set definitivo, y en la adversidad fue cuando Williams dejó ver su potencia. Cuatro juegos consecutivos terminaron por darle el triunfo 7-5 y, con ello, su cuarto título del US Open.

Novak Djokovic vs. Roger Federer. Semifinal, 2011 

La historia del tenis no se puede contar sin mencionar a estos dos tenistas. Su enfrentamiento en la semifinal del US Open 2011 es considerado uno de los mejores de los Grand Slams, y con justa razón. Federer buscaba revancha tras caer un año antes en la misma ronda ante ‘Nole’, y la ventaja inicial de dos sets parecía encaminarlo al triunfo.

Sin embargo, Djokovic tenía otros planes. El serbio empató el partido 2-2 y en el set final dejó una de las mejores imágenes del torneo: con el marcador 40-15 a favor, Federer tenía la victoria en la bolsa, pero ‘Nole’ respondió el primer match point del suizo con un tiro impresionante y aguantó el segundo para empatar el duelo, y a la postre ganar el set definitivo. Ese año Djokovic ganó su primer título del US Open.