5 ACCIONES QUE DISTINGUEN AL BUEN JUGADOR DE POKER

Conocer el valor de las cartas y las manos que puedes formar con ellas no es suficiente para convertirte en un buen jugador

Por Analuz Rodríguez

Ya estás en Strendus, ya sabes jugar poker y probablemente también conoces un poco de la historia de los naipes, pero ¿crees que eso te convierte en un buen jugador de poker? La realidad es que, además de lo mencionado anteriormente, también hay ciertas actitudes que debes aplicar cuando estés en una partida. Toma nota de estas 5 acciones que  te serán muy útiles en la mesa de juego:

1. No muestres tus cartas

Puede parecer un consejo tonto, pero hay muchas personas que, por descuido o porque simplemente no le dan importancia, muestran sus cartas. Debes tener presente que, aunque se trate de un vistazo rápido, tus contrincantes pueden aprovechar la información que tienen sobre tu mano para hacerte más difícil la tarea de armar una ganadora. Así que ya sabes, ni de broma muestres tus cartas a menos que tus adversarios hayan pagado por ver.

2. Evita ser farol

Tal vez después de conocer la historia de Jamie M. Gold, el jugador de poker profesional que ganó el premio más grande del WSOP ( te la contamos AQUÍ), te quede la intención de farolear en las mesas de poker para ver qué efecto puedes lograr. Nuestro consejo: no lo hagas. Quizá te sea útil un rato para desconcentrar a los demás o para hacerlos desconfiar de sus manos, sin embargo, también es probable que tú te distraigas y pierdas más tiempo en eso que en armar una buena jugada. Incluso podrías llevarte más enemigos que premios y lo peor es que difícilmente te aceptarían en una mesa con buena cara.

3. Observa a tus contrincantes

En lugar de farolear, enfócate en tu mano y, por supuesto, en tus compañeros de juego. No tienes que ser un experto en lenguaje no verbal para llegar a notar si alguno de los otros jugadores la está pasando muy mal o muy bien con sus cartas. Presta atención a sus gestos y movimientos y, al mismo tiempo, esfuérzate por mantenerte inexpresivo y moverte solo lo necesario para que ellos no puedan darse idea de si tienes una buena o una mala mano.

4. La paciencia debe ser tu mayor virtud

No apresures tus movimientos… Con esto no nos referimos a que puedas tomarte todo el tiempo que quieras para hacer tu jugada, sino a que no trates de bajar una mano rápidamente si aún tienes la oportunidad de hacer una mejor y no te deshagas de cartas con las que aún podrías armar algo mejor de lo que ya tienes.

5. Sé agresivo

Dicen por ahí que en las mesas de poker no hay padres ni hijos, o sea que no importa si te estás enfrentando a amigos, familiares o personas a las que aprecias mucho, al jugar tienes que ir con todo y a ganar (o por lo menos intentarlo). No por “sentir feo” o por “echarle una manita” a otro jugador, te dejes ganar. Créelo, si ellos tienen la oportunidad de ganarte, lo harán, sobre todo si hay dinero en juego. Además, hasta los que tienen pinta de no saber jugar pueden darte una gran sorpresa.

¡Ya no tienes excusa! Ahora que puedes convertirte en un buen y distinguido jugador de poker, aprovecha este miércoles la Happy Hour en el Casino de Strendus, en la que si realizas un depósito entre las 7pm y 10pm, ¡te damos el 30%!