5 canciones para sentir la adrenalina del juego este fin de año

Pasando por el género jazz, hasta el rock, el country y la música pop, estos singles sobre apuestas y juegos de azar han tenido un gran éxito en distintos momentos de la historia. Escúchalos en tu cena de noche vieja y recibe el 2019 con todo el ritmo y la adrenalina del juego. Seguro no podrás sacarlos de tu cabeza

Por Analuz Rodríguez

El juego es una parte tan importante de la cultura que hasta ha servido de inspiración a muchos músicos, generando grandes éxitos. Además, no hay nada mejor para concentrarse que la buena música, así que ponte los audífonos y siente la adrenalina con las historias sobre casinos, jugadores, cartas y estrategias de juego de las que hablan las canciones que conforman este TOP 5:

Blackjack- Ray Charles 

Esta canción es, sin lugar a dudas, un clásico. Salió a la luz en 1955 y es interpretada por Ray Charles, leyenda del jazz y el R&B. En ella se relata la historia de un jugador de blackjack que no supo ponerse límites, por lo que terminó sufriendo grandes pérdidas.

Su éxito fue tan grande que alcanzó el puesto número 5 en el Hot R&B/Hip-Hop Songs, una lista semanal que Billboard publica en la que incluyen los sencillos más escuchados.

Viva Las Vegas – Elvis Presley 

Podríamos apostar que has escuchado esta canción por lo menos una vez en tu vida. Se escribió para ser el tema principal de la película homónima que llegó a las pantallas en 1964. Como la cinta fue protagonizada por Elvis Presley, obviamente también fue él quién interpretó la canción, convirtiéndola en todo un éxito del Rock and Roll.

El sencillo habla sobre las maravillas que tiene la Ciudad de las Luces, incluyendo los juegos y las mujeres. También hace mención de que, aunque se pierdan muchas cosas allí, siempre quedan maravillosos recuerdos.

The Winner Takes It All – ABBA 

Fue compuesta por Benny y Björn, integrantes del grupo. Trata sobre un romance fallido en el que una persona lo entrega todo y la otra se va. Aunque parece una canción de desamor cualquiera, lo atractivo de ésta es que tiene analogías sobre los juegos de cartas, los dados y las reglas que hay en ellos. En el amor, como en los juegos, “el ganador se lo lleva todo y el perdedor se encoge ante victoria”.

Hace no mucho (en 2008), la canción se popularizó nuevamente tras el estreno de Mamma Mia, cinta en la que Meryl Streep la interpretó.

The Jack- AC/DC

Fue incluida en T.N.T., el segundo álbum de AC/DC, lanzado a finales de 1975. Como las grandes leyendas que son, los integrantes de la banda continúan interpretándola de una manera impresionante en sus conciertos, con solos que hacen que su duración sea del doble.

La canción básicamente relata una partida de poker con una mujer, pero muchos fans le han dado diferentes significados. Para ti, ¿cuál es el mensaje oculto detrás de The Jack?

The Gambler – Kenny Rogers 

Esta canción salió a la luz por primera vez en 1978 cuando fue escrita por Don Schlitz, un escritor de New Hampshire, pero se podría decir que pasó desapercibida.

Fue hasta el año siguiente que el productor Larry Butler vio potencial en el sencillo y se la mostró a Kenny Rogers, afamado cantante de country, quién la hizo muy famosa. Tiempo después, otras versiones de “The Gambler” (como la de Johnny Cash) fueron lanzadas, pero ninguna llegó a las listas de Billboard como la de Rogers.

La canción habla sobre un hombre experto en el juego que le da consejos a un joven. Sin embargo, algunos de ellos también pueden ser aprovechados para la vida.

Plus: Poker Face – Lady GaGa 

La expresión “Poker Face” se refiere justamente a ese truco que usan los jugadores más experimentados para que su contrincante no adivine si tienen una buena mano o no. El chiste es mantener el rostro inexpresivo y las manos tranquilas, lo que hace realmente difícil (o imposible) que alguien lea sus expresiones y su lenguaje corporal.

Esta canción, que fue lanzada en septiembre del 2008, es uno de los primeros éxitos de Lady GaGa, llegó a la cima de las listas de éxitos en muchos países y fue nominada a Canción del año y Grabación del año en los Grammys del 2010.