5 películas sobre juegos y apuestas para ver estas vacaciones

Entretenidos y educativos. Estos filmes son la mejor manera de conocer sobre este amplio universo

Por Analuz Rodríguez

OJO: No todo lo que ves en las películas es cierto pero tampoco es completamente falso. ¡Pero da igual! Estas cinco películas sobre casinos, juegos y apuestas te van a emocionar y te permitirán conocer más sobre este mundo. Además, estas vacaciones decembrinas son la excusa perfecta para que las disfrutes en la comodidad de tu hogar.

Golpe de suerte (2003)

Bernie Lootz (William H Macy) tiene su vida arruinada casi por completo. Todo va mal con su exmujer e incluso con su hijo, apuesta mucho y nunca gana y, por si fuera poco, ya debe mucho dinero. En conclusión, es probablemente el personaje con la peor de las suertes, aunque a eso también se le puede sacar ventaja.

Hartos de esperar a que Lootz les pague, unos matones van tras él. Shelly Kaplow (Alec Baldwin) salva su vida a cambio de que trabaje en su casino hasta que le pague esta nueva deuda.

Cuando Kaplow descubre que la mala suerte de Bernie es contagiosa, comienza a enviarlo a las mesas en las que los jugadores se encuentran ganando para arruinarles su buena racha.

Poco a poco el negocio empieza a ir por mejor camino y Bernie Lootz pronto podrá dejar de trabajar allí, pero todo cambia cuando conoce a Natalie (Maria Bello), la nueva mesera del casino de Shelly.

21 Black Jack (2008)

Ben Campbell (Jim Sturgess), un joven muy inteligente y bueno con los números, decide jugar cartas y apostar en casinos para obtener dinero y así poder pagar los gastos de su universidad, el prestigioso MIT.

Obviamente, la habilidad con la que Ben juega y su gran inteligencia no pasan desapercibidas. Su profesor de matemáticas avanzadas, Micky Rosa (Kevin Spacey), le propone que se una a él (y a otros estudiantes) para lograr sacar la mayor ventaja posible y llevarse mucho dinero de los casinos.

Las cosas empiezan a salirse de control cuando la ambición se apodera de la cabeza del protagonista. De un momento a otro lo pierde todo, incluyendo su dinero, a sus amigos y su carrera en la universidad.

Rounders (1998)

Mike McDermott (Matt Damon) es un experto jugador que en algún momento tiene que alejarse por motivos personales (enfocarse en su carrera y en su novia). Cuando su mejor amigo Lester (Edward Norton) sale de la cárcel, le pide que lo ayude a pagar el montón de deudas que le pisan los talones y así salvar su vida. ¿La salida fácil? Volver al juego.

Aún en contra de los consejos de su novia, Mike vuelve a sacar provecho de su habilidad en el póker. En el proceso se encuentra con jugadores de todo tipo, varios de ellos con intenciones no muy buenas y que no soportan perder, incluyendo a Teddy KGB (John Malkovich). Definitivamente todo será difícil para Mike y se dará cuenta que ayudar a su amigo podría costarle más que unos cuantos dólares.

El Rey del Juego (1965)

Este clásico que se desarrolla en los años 30 te transportará al pasado de una manera maravillosa. Los mejores jugadores de póker de Estados Unidos se dan cita en Nuevo Orleans para jugar y demostrar quién es el mejor.

Los personajes juegan por el mero placer de demostrar su talento en el póker. En especial “el Rey”, jugador que había terminado invicto en enfrentamientos anteriores. Sin embargo, pese a que todos pensaban que “El Rey” (Edward G. Robinson) tenía asegurado el triunfo, un joven conocido como “el chico de Cincinnati” (Steve McQueen) aparece en el mapa y se une a un grupo de jugadores que tienen el único propósito de derrotar al Rey y quedarse con su corona. ¿Lo lograrán?

Rain Man (1988)

Charlie Babbitt (Tom Cruise) un joven rebelde y ambicioso tenía la esperanza de heredar toda la fortuna de su padre, pero cuando éste muere, se entera de que le dejó todo a su hermano Raymond (Dustin Hoffman), a quien Charlie apenas conocía.

Raymond tiene autismo, por lo que ha pasado la mayor parte de su vida en centros especiales. Cuando Charlie va a buscarlo, se aprovecha de su condición (y de su memoria fotográfica) para llevarlo a casinos a contar las cartas y así ganar mucho dinero. Sin planearlo, poco a poco Charlie comienza a encariñarse de su hermano y su relación empieza a fortalecerse.