¿Apoco existen? 5 deportes que seguro no conocías

Sal de la rutina y checa estas exóticas disciplinas… en una de esas te vuelves aficionado o comienzas a practicarlas

Por Omar Aldape

No todo en el mundo gira alrededor del futbol (o futbol americano, básquetbol, o el que sea tu favorito). La variedad de deportes que hay es inimaginable; algunos de ellos te pueden parecer una broma, pero hay gente que en verdad los sigue, compite en ellos y, ¿por qué no?, apuesta. Checa estos 5 que probablemente te dejará sorprendido:

1. Carreras de avestruces

No estamos bromeando. ¿Te imaginas subirte a una avestruz y correr en ella como si fuera un caballo? Esta competición tuvo su origen en África y llegó a Estados Unidos, donde se volvió más popular. Estos animales alcanzan hasta 43 millas por hora, por lo que subirte en ellas podría ser deporte extremo.

 

2. Polo en elefantes

El Polo es un deporte muy popular en países británicos. Aunque normalmente se juega montando a caballo, en Nepal, India y Tailandia les pareció una mejor idea jugarlo ¡en elefantes! La indumentaria y el modo de juego no cambia, pero la velocidad sí; eso sí, ten cuidado de no caerte porque un pisotón no te dejará jugar de nuevo.

3. Sepak takraw

O en español: ‘fut-voley’. El deporte que suele utilizarse como entrenamiento para muchos equipos de futbol es toda una disciplina en algunos países asiáticos; la dinámica de juego es casi la misma que el voleibol, pero no puedes utilizar las manos ni los brazos. Es un deporte muy veloz y de alto despliegue físico, con algunas jugadas dignas de Jackie Chan.

5. Ajedrez boxístico

Sí, leíste bien. Aunque parezca muy extraño, hay un deporte que combina el boxeo con el ajedrez. El ajedrez boxístico se divide en 11 rounds de 3 minutos, divididos en seis de ajedrez y cinco de boxeo. Gana aquel que haga un jaque mate o que noquee a su rival; no cabe duda que para ello necesitas una cabeza muy inteligente… o muy resistente.

5. Carreras en palas

Al que se le haya ocurrido esto de plano no tenía nada qué hacer. En los X-Games de invierno de 1997 implementaron esta categoría que consistía en subirse en una pala y deslizarse por una pendiente de hielo; un accidente de consideración dejó lesionado a un competidor y provocó que ese mismo año fuera el último de esta singular carrera.