Cinco claves para entender el cricket

El deporte de origen británico cuenta con una gran afición alrededor del mundo

Por Jorge Mancera

El críquet es una de las opciones de deportes que Strendus te ofrece para jugar, pero debido a que no es tan popular en nuestro país, quizá nunca has oído hablar de él. Estas son cinco claves para que entiendas de qué trata.

¿Primo del béisbol?

El críquet surgió en Inglaterra y se expandió en parte de Asia (Pakistán, Bangladesh, Sri Lanka, India), Australia y Nueva Zelanda. Sus reglas son similares al béisbol; el objetivo del juego es anotar más carreras que el oponente por medio de batear una bola lanzada por el equipo rival.

¿Dónde se juega?

El campo de juego es grande y de forma ovalada. En medio de este terreno existe una zona rectangular que lleva el nombre de “pitch” o “cancha”, donde el lanzador pone a prueba al bateador; en caso de que consiga conectar con la bola, el jugador ofensivo corre de un extremo a otro de la cancha para anotar una carrera.

En cada lado de la cancha, existe una estructura compuesta por 3 estacas de madera y dos travesaños, llamada wicket, que se coloca detrás del bateador. En caso de ser derribada, ya sea por el lanzamiento o por un contacto del jugador al ataque, se marcará out al bateador.

¿Cuántos juegan?

Cada equipo cuenta con 11 jugadores, con la posibilidad de uno en reserva. El equipo que defiende puede colocar a 9 integrantes en el campo, sumados al lanzador y receptor; el cuadro que está al ataque tiene a dos jugadores en el terreno: al bateador y a un “no bateador” que se coloca en el lado opuesto de la cancha y también busca anotar carreras.

¿Quién gana?

El ganador es el equipo que hace más carreras. Si el bateador conecta la bola, él y el no bateador pueden correr de lado a lado de la cancha para conseguir tantas anotaciones como les permita la jugada. Además, si la pelota sale del terreno de juego y bota en su camino, se consiguen 4 carreras automáticas; en caso de salir de los límites sin rebotar, son 6 carreras a favor.

¿Qué variantes hay?

La duración del críquet varía dependiendo de su versión. Existen versiones “cortas” como el Twenty 20, donde el partido no dura más de unas cuantas horas, o versiones “largas” como el Test, donde los encuentros duran hasta cinco días y se juegan 6 horas al día.

El críquet, aunque no muy extendido, es un deporte muy popular con millones de seguidores al pendiente de sus acciones. En Strendus podrás seguir y apostar a los partidos en las diferentes ligas o a los duelos internacionales. Entenderlo al cien por ciento puede ser tardado, pero una vez que lo logres seguro te apasionará.