DE LA NCAA AL ESTRELLATO DE LA NBA

La temporada de la NCAA fue un gran espectáculo sobre todo por el desenvolvimiento de varios jugadores que podrían figurar en las “grandes ligas” de la NBA.

A continuación te presentamos una lista de promesas que pronto veremos en la duela a nivel profesional.

DeAndre Ayton. A sus 19 años, el pívot de Bahamas está considerada la principal opción para ser el número 1 del draft. Se le considera fuera de serie, por su impresionante capacidad atlética, su gran sutileza en el tiro y por adaptarse a todas las situaciones del juego

Michael Porter Jr. Pese a su lesión que lo ha mantenido cuatro meses fuera del juego, los expertos vislumbran al alero de Missouri estará entre los cinco grandes. Es una de las grandes joyas del futuro, un atleta con una perfecta lectura del juego sin balón, y un magnífico tirador desde el perímetro, con capacidad reboteadora en ambos tableros.

Marvin Bagley Jr. Zurdo y de un porte atlético impresionante, el ala-pívot de Duke ha sido una de las sensaciones del campeonato. Con 2.11 de altura destaca por su rapidez y su coordinación. Tiene facilidad para entrar a canasta, pero también se atreve desde la línea de tres. Acompaña las transiciones defensa-ataque con gran naturalidad.

Jaren Jackson Jr. Hijo de un ex jugador de la NBA, muestra una gran facilidad para entrar a canasta con ambas manos. Su poderío reboteador tiene que ver con su gran envergadura, calculada en 2.24 para una altura de 2.11 centímetros. Resulta espectacular en su faceta como taponador, promediando seis por partido esta temporada. Tiene visión de juego y es buen pasador.

Donte DiVincenzo. Conocido como el ‘Jordan de Delaware’ o ‘The Big Ragu’, por el color rojo de su pelo que recuerda a la salsa boloñesa. Anotó 31 puntos, con cinco triples, cinco rebotes y dos tapones espectaculares, redondeando una actuación memorable y convirtiéndose, según ESPN, en el máximo anotador de una final universitaria desde 1985, por delante de Glen Rice. Aunque no está considerado un top 10, lo normal es que su impresionante carácter competitivo, además de su buen tiro y su intensidad, le abran un espacio en la NBA.

Mikal Bridges. El alero/escolta de Vilanova, que también disputó la final anoche, es una apuesta segura. Está considerado el mejor triplista del draft, con porcentajes superiores al 40 por ciento. Además, es un defensor implacable en el perímetro. Para muchos, el mejor del campeonato.