Deportistas que se merecen el Oscar… por dramáticos

Aprovechando la emoción por la 91a entrega de los Premios Oscar, hoy recordamos a algunos jugadores que también se merecen una estatuilla

Por Jorge Mancera

Hoy es la entrega de los Premios Oscar, el equivalente al Super Bowl para los amantes del cine. En Strendus no queremos quedarnos atrás con la emoción de este evento, por lo que te traemos a algunos jugadores que también merecen una nominación por sus actuaciones dentro del campo (y no nos referimos precisamente a sus buenas jugadas):

1. Neymar

El astro brasileño tiene fama de ser un maestro de la actuación. Las simulaciones son constantes en el ‘10’ del PSG, por lo que es difícil elegir cuál de ellas se llevaría el Oscar a mejor actor. Con la selección brasileña, en el club parisino o cuando jugó en el Barcelona, las actuaciones de Neymar han quedado para el recuerdo.

2. Cristiano Ronaldo

CR7 tampoco se queda atrás en el camino del drama. El portugués también tiene fama de ser un jugador que finge faltas seguido, con algunas actuaciones dignas del Oscar y otras que de plano no se las cree ni él. Aunque tiene bastante éxito deportivo, no descartaríamos que en algún punto se dedique a actuar.

3. Roberto Rojas

El ‘Cóndor’ Rojas fue un portero chileno y seleccionado nacional. Su actuación en un partido Brasil vs. Chile, en las eliminatorias al Mundial de Italia 90’ fue digna de un Oscar. El arquero fingió que recibió el impacto de una bengala lanzada desde la tribuna y se cortó con un bisturí para aparentar la lesión. Al final Rojas fue suspendido de por vida por la FIFA, ¿habrá buscado en refugio en la actuación?

4. Adryan

Este jugador brasileño tuvo una actuación muy polémica en un partido del Leeds United. Adryan recibió una falta lejos del área, en una barrida poco aparatosa; sin embargo, decidió fingir dolor como si se estuviera muriendo. Para algunos, su actuación fue digna del Oscar; para otros, solo hizo el rìdiculo.

5. John Padilla

El Nacional de Ecuador enfrentó al San José de Bolivia en la Copa Sudamericana. El partido ya estaba por terminar y el portero ecuatoriano quiso hacer tiempo; cuando el árbitro lo amonestó por retrasar un saque, Padilla fingió haber sido agredido por él con un talento histriónico digno de nominación. Lo sorprendente fue que la nominación nunca llegó.