Detrás de la Ruleta: cuál es su origen y cómo jugar

Este juego del viejo mundo llegó para quedarse. Conoce más sobre él y pierde el miedo a jugarlo de una vez por todas

Por Analuz Rodríguez

La palabra ruleta viene del francés roulette (ruedita), sin embargo, el verdadero origen de este clásico juego aún está en disputa.

De acuerdo con algunos historiadores, la ruleta pudo haber nacido hace varios siglos en el Tíbet, en Roma o incluso en China. Sin embargo, fue en Francia y hasta finales del Siglo XVIII que comenzó a parecerse más a la ruleta que conocemos hoy en día con 36 números. Algunos le dan el crédito de su creación al matemático Blaise Pascal.

A mediados del siglo XIX, los hermanos François y Louis Blanc le añadieron a la ruleta el número “0”y la introdujeron a los casinos de Montecarlo. Rápidamente, el juego se convirtió en uno de los más atractivos para los visitantes por su magia y el esoterismo que la rodean (¿sabías que si sumas los 36 números de la ruleta formas 666?).

Actualmente hay dos versiones de la ruleta que puedes encontrar en cualquier casino: la ruleta europea y la ruleta americana. Ambas tienen 36 números: la mitad de ellos de color rojo ( impares o cuyos dígitos sumados dan un número impar) y la otra mitad de color negro (pares o cuyos dígitos sumados dan un número par). La gran diferencia entre ellas es que en la europea solo se añade un ‘0’ (que suele ser de color verde), mientras que en la americana se añaden el ‘0’ y el ‘00’ (doble cero).

¿Cómo ganar en la ruleta?

La diversión y el azar son los reyes de este juego. Ni te pongas a hacer cuentas y a querer predecir las posibilidades, tanto en las ruletas de los casinos, como en las que hay en línea, dependes por completo de la suerte. No hay estrategia, no puedes “blofear” ni puedes saber con certeza cuál será el resultado. Eso es justo lo que hace más emocionante este juego.

Además, al jugar ruleta tienes la posibilidad de hacer un montón de apuestas y hasta combinarlas. Por ejemplo, puedes apostar que saldrá un número específico o un número de color negro o de color rojo, o que saldrá un número que pertenece a la primera docena, o a la segunda o a la tercera.

Si te pones creativo, puedes realizar apuestas más grandes, como las de caballo (a dos números), a la línea o columna, a la esquina (a cuatro números), la transversal (a tres números) y hasta una apuesta a sersena (apuesta a seis números).

Así que cuando juegues a la ruleta, sigue a tu intuición y elige lo que te dé “buena espina”. Puede ser tu número favorito, una fecha importante, algún dígito de tu teléfono o un cumpleaños. También puedes irte por el color que más te agrade o por cualquier resultado con la vibra ganadora. Lo realmente importante es que te diviertas.

Ahora que conoces un poco más de la ruleta, es momento de que ingreses a Strendus, te dirijas a Casino y des clic en Juegos de mesa para elegir la ruleta que llame más tu atención. Recuerda que algunas de ellas cuentan con demos para que te diviertas sin apostar, para después sentir la adrenalina en tu cuerpo sin duda alguna.