EL NUEVO “BIG THREE” FRENAN EL “PROCESO” DE EMBIID EN EL CELTICS VS SIXERS

Con 29 puntos Terry Rozier llevó a los Boston Celtics al triunfo, y obviamente coronarse como su nuevo líder.

Los Boston Celtics ganaron 117-101 ante los Philadelphia 76ers en el primer partido de la eliminatoria de semifinales de la Conferencia Este que van a disputar al mejor de siete.

Rozier, que anotó 11 de 18 tiros de campo, incluidos 7 de 9 triples, se encargó de destrozar a la defensa de los Sixers, que nada pudo hacer ante su inspiración encestadora desde fuera del perímetro.

El base de tercer año, que ocupa el puesto de titular debido a la baja por lesión de la estrella Kyrie Irving, también capturó ocho rebotes –seis defensivos– repartió seis asistencias, recuperó dos balones y puso un tapón.

Junto a Rozier, el alero novato Jayson Tatum surgió con 28 puntos y se impuso en el duelo individual a la gran figura de los Sixers, el también ‘rookie’, Ben Simmons, que al final no pudo ser factor ganador. Seleccionado con el número uno en el sorteo universitario del 2016, Simmons no pudo jugar durante la temporada del 2016-17 al estar lesionado, por lo que su primer año ha sido la presente temporada del 2017-2018.Pero los seguidores de los Celtics que llenaban las gradas del TD Garden comenzaron a corear de “Not a Rookie!” (No es un Novato) cada vez que Simmons tenía el balón, mientras que en el cuarto periodo, cuando Tatum se fue a la línea de personal para mantener la ventaja del equipo de Boston por encima de los 10 puntos, los mismos seguidores corearon el “He’s a Rookie!2 (Él es un Novato).

Los Celtics seleccionaron a Tatum con el número tres en el pasado sorteo universitario, en el mismo que los Sixers consiguieron como número al escolta Markelle Fultz, que no jugó en el primer partido de la eliminatoria.

Mientras que Al Horford fue el que tuvo la mayor eficacia encestadora al conseguir 26 puntos tras anotar 10 de 12 tiros de campo, con 2 de 3 triples y estuvo perfecto 4 de 4 desde la línea de personal. El pívot dominicano, que jugó 33 minutos, también tuvo presencia dentro de la zona al conseguir siete rebotes defensivos además de repartir cuatro asistencias.

Desde el inicio, los Celtics con Tatum y Rozier que no llegaban con la aureola de estrellas con la que se presentaban el pívot camerunés Joel Embiid y Simmons, sí fueron más eficaces y productivos que las jóvenes promesas de los Sixers y permitieron que el equipo de boston estuviese siempre en control del ritmo del partido y del marcador.

Aunque Joel Embiid destacó como máximo encestador de los Sixers y del partido al aportar un doble-doble de 31 puntos y 13 rebotes, incluidos 12 defensivos, con cinco asistencias, al final no pudo ser factor ganador.

Tampoco Simmons, máximo candidato al premio de Novato del Año, pudo cambiar la historia del partido al acabarlo con 18 puntos, siete rebotes y seis asistencias.