#ElCoachDice: ¿de dónde salen los momios?

Seguimos en el camino para convertirte en un experto de las apuestas. Para ello hoy te explicamos el origen de los momios

Por Jorge Mancera

Hace algunos días te presentamos AQUÍ una explicación básica de sobre los momios. Esos números que acompañan a los partidos y eventos deportivos no salen de la nada; su origen conlleva varios análisis de expertos que aquí te explicaremos de forma sencilla:

¿Quién los define?

Los momios no aparecen por designio divino. Cada casa de apuestas se encarga de definir sus momios, aunque usualmente lo hacen basadas en las cifras que los casinos de Las Vegas proponen.

¿Cómo se establecen?

Las casas de apuestas toman en cuenta diversos factores. La racha de un equipo, el nivel de sus jugadores, dónde se disputará el partido o el clima son solo algunas de las muchas cosas a tomar en cuenta al momento de determinar los momios.

Para ello utilizan algoritmos y programas matemáticos que ayudan a calcular los momios más acordes al partido y los equipos que se enfrentan, pero también toman en cuenta cómo suelen reaccionar los apostadores.

¿Pueden cambiar?

¡Claro! Los momios no son definitivos y están abiertos al cambio. El primer número que aparece se conoce como ‘línea inicial’ y a partir de ahí puede cambiar. Su variación depende de cómo reaccionan los apostadores; si comienzan a apostar mucho por una línea, el momio comenzará a disminuir (o sea, se convertirá o se hará más negativo).

En algunos casos la línea se refiere a la cantidad de puntos en un partido. Por ejemplo, si en un partido entre Patriots y Rams la línea inicial es de 50 puntos, los apostadores tomarán sus decisiones en función del resultado que crean más factible; en esos casos, la línea podría subir o bajar dependiendo de cómo se vayan moviendo las apuestas.