Estas son las apuestas que puedes hacer con hándicap

Con ellas agregarás más emoción a los partidos de futbol en los que apuestes. Te explicamos en qué consisten

Por Jorge Mancera

Seguro alguna vez has querido apostar a un partido donde los equipos que se enfrentan están en condiciones desiguales; cuando esto ocurre, los momios suelen ser disparejos y favorecen al equipo de mayor calidad. En estos casos, las apuestas con hándicap son una opción para que disfrutes con más emoción el partido.

Pero, ¿en qué consisten este tipo de apuestas? Existen dos tipos: el hándicap europeo es la versión más simple y consiste en que se agrega virtualmente una cantidad de goles al equipo elijas, para que con ella apuestes a la victoria, local o visitante, o al empate.

Por ejemplo, en el partido Santos vs. Independiente, que se disputa el día de hoy en la Copa Libertadores, puedes apostar al Ganador con Hándicap. Si eliges la opción 1/Santos (1:0), es como si el equipo brasileño arrancara con “ventaja” de 1 gol; si eliges 1/Santos (0:1), Independiente tendría “ventaja” de 1 gol, por lo que Santos necesitaría ganar 2:0 para que tu apuesta sea victoriosa.

La otra modalidad es el hándicap asiático, el cual resulta un poco más complejo que la modalidad europea. En ella, el empate prácticamente no existe y, en caso de que ocurra, la apuesta es declarada nula y se devuelve la cantidad apostada. Hay varias modalidades:

Hándicap asiático sin diferencia de goles

Esta apuesta aparece como 1(0) si apuestas por el local o 2(0) si vas con el visitante. Aquí descartas por completo el empate, ya que debe ganar el equipo que elijas para que ganes la apuesta; en caso de que el duelo quede igualado, se anula y te devolvemos el dinero usado.

Hándicap asiático con diferencia de goles

Muy similar al hándicap europeo, pero, al igual que la anterior, descarta el empate. Por ejemplo, agregas (+1) o restas (-1) al equipo que elijas y se hace la suma o resta al marcador final.

Hándicap asiático con diferencia de medio punto

Una de las apuestas características del hándicap asiático. En ella, puedes apostar a que el local arranca con una desventaja de (-.5). Si el partido queda 1-0, al realizar la resta tu equipo ganaría -.5 a 0 (por raro que parezca) y tú cobrarías.

Hándicap asiático con diferencia de un cuarto de punto

Podría decirse que es la más compleja. En ésta realizas dos apuestas a la vez. Por ejemplo, si apuestas al hándicap (+0.75), la mitad de lo jugado va al hándicap +0.5 y la otra al +1. Entonces, si tu equipo gana por cualquier marcador, ganas ambas apuestas; si pierde 1-0, pierdes la apuesta del +0.5 (1 – .5), pero el +1 te otorga un empate, lo que anula y te devuelve la mitad del dinero apostado. Si perdiera por dos goles, ninguno de los hándicaps cubriría el resultado.

A primera vista puede parecer algo confuso, pero las apuestas con hándicap son una gran opción para que añadas más emoción a tus partidos. Puedes iniciar con el hándicap europeo y una vez que lo domines, pasar al hándicap asiático en la modalidad que más te atraiga. Además, en Strendus encontrarás todas éstas opciones y muchas otras más, para que vivas el futbol con más adrenalina.