La vez que los naipes salvaron prisioneros en la II Guerra Mundial

Para escapar de los nazis, los aliados ocultaron en las cartas algo que los guiaría a su libertad

Por Analuz Rodríguez Hernández

Los naipes tienen 1001 usos que van desde jugar poker, blackjack y baccarat, hasta canasta y continental, además de servir para construir castillos y armar abanicos con los que puedas echarte airecito cuando tienes calor. Pero ¿alguna vez te imaginaste que podían ser usados para ayudar a alguien a escapar? Bueno, pues las cartas fueron “la llave” para que muchos prisioneros de guerra pudieran salir de su encierro y salvarse de un final trágico. Aquí te contamos la historia.

De acuerdo con varios medios, durante la Segunda Guerra Mundial la Compañía de Naipes de Estados Unidos se unió a la Inteligencia Americana y Británica para crear mazos muuuuy especiales, pues tenían algo oculto en sus cartas que ayudó a que los aliados que habían sido capturados escaparan de los Campos Alemanes de Prisioneros de Guerra (German POW Camps).

Bautizadas como “Map Decks” (barajas de mapa, en español), estas cartas tenían mapas ocultos entre las dos capas de papel de las que están hechas, los cuales guiaban a los prisioneros por las rutas correctas hasta la salida. Lo único que debían hacer para encontrar los mapas era sumergir las cartas en agua.

(Foto: byciclecards.com)

Probablemente te preguntes cómo llegaron estos naipes a los prisioneros. Resulta que aunque los Nazis eran bastante malvados, parece que no le decían “no” al buen entretenimiento. Entonces, de vez en cuando pasaban diversos artículos a sus prisioneros para que “pasaran el rato” y, aunque tenían un proceso de seguridad minucioso y revisaban absolutamente todo, jamás se imaginaron que dentro de las cartas estaría el camino a la libertad.

Hay muy poca información sobre estas cartas. Ni siquiera se sabe con certeza cuántas fueron fabricadas y fue hasta varios años después, tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, que el mundo supo sobre ellas. Algunos aseguran que muchos de los mazos con mapas fueron vendidos a clientes comunes y corrientes, y probablemente estos nunca se enteraron. Afortunadamente para los fanáticos, en 1990 la Compañía de Naipes fabricó una edición limitada de naipes con mapas ocultos en ellos. ¿No te encantaría tener unos en casa?