Lo que no sabías de las apuestas y los casinos en México

Si las cosas hubieran sido diferentes, probablemente tendríamos una ciudad como Las Vegas en nuestro país

Por Analuz Rodríguez

Cuando piensas en casinos y apuestas, México no es una de las primeras palabras que se te vienen a la mente, pues Las Vegas, Nevada, la ciudad de las luces y del pecado, suele tener la medalla de oro en esta industria, por lo menos en América. Sin embargo, nuestro país tiene una historia más larga e interesante en estos temas. ¿No lo crees? Échale un ojo a los siguientes 10 datos que tenemos para ti:

1. De acuerdo con los registros, la primera pelea de Gallos en México (en la que decenas de personas hicieron apuestas) se realizó un “Sábado de Gloria” de 1519 en las playas de Veracrúz que están enfrente de San Juan de Ulúa.

2. De acuerdo con la SEGOB, en el año 1583 se inauguró el primer establecimiento en la Nueva España que se dedicaba a la imprenta de Naipes.

3. En 1770, el Rey Carlos III de España autorizó la creación de la Real Lotería General de la Nueva España. El primer sorteo se llevó a cabo casi un años después, el 13 de mayo de 1771.

4. 10 años después de que surgiera la lotería de manera oficial en la Nueva España, se empezaron a utilizar las ganancias para financiar obras públicas y para el Hospicio de Pobres.

5. Tras la independencia de México en 1821, y muy a pesar de las autoridades eclesiásticas, se comenzaron a implementar leyes para la regulación de los sorteos y apuestas.

6. Fue hasta 1907 que Porfirio Díaz autorizó la apertura de casinos, con el fin de convertirlos en una de las principales atracciones turísticas en nuestro país. El primer casino en Las Vegas, Nevada, se inauguró casi 40 años después.

7. México sacó ventaja a la Ley Seca de Estados Unidos (1920-1933), por lo que comenzaron a abrirse cantinas, bares, casas de juego e hipódromos en ciudades de los estados fronterizos, como Tijuana en Baja California y Ciudad Juárez en Chihuahua.

8. El presidente Lázaro Cárdenas decretó en 1938 la abolición de los casinos. Casi 10 años después, Miguel Alemán prohibió las apuestas y juegos de azar en 1947, frenando a esta gran industria por completo.

9. Mientras la prohibición de Miguel Alemán seguía vigente, en 1955 se otorgó el primer permiso para juego con apuesta a la empresa Espectáculos Deportivos Frontón México, dando inicio a las apuestas deportivas de manera oficial en el país.

10. Por fin en 2004 Vicente Fox aprobó el nuevo reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos, abriendo de nuevo las puertas a los casinos.

¿Te imaginas que sería de nuestro país si los casinos nunca se hubieran prohibido, o por lo menos no por tanto tiempo? 😱 Pero bueno, como “el hubiera” no existe, mejor continúa divirtiéndote y sintiendo adrenalina en Strendus.