LO QUE SE PERDIÓ MÉXICO AL NO TENER JUEGO DE LA NFL

El partido entre los Rams de Los Ángeles y los Jefes de Kansas City se debía llevar a cabo en nuestro país el día de hoy, pero el pasto del Estadio Azteca lo impidió

Por Jorge Mancera

La NFL anunció hace una semana la cancelación del partido programado para hoy en el Estadio Azteca. Las condiciones del terreno de juego, afectado por las lluvias y la alta concentración de eventos, no eran las ideales, por lo que la organización tomó la decisión de cambiar la sede a Los Ángeles; estas son cuatro de las pérdidas que debemos lamentar sobre la cancelación:

1. Una derrama de millones de pesos

Estimaciones del Consejo de Promoción Turística de México señalan que nuestro país perderá más de 990 millones de pesos debido a la cancelación del juego. El turismo sería una de las principales fuentes de ingresos, ante la visita de aficionados de distintas partes de la república y del extranjero; además, más de 2 mil empleos que se generarían con la visita de la NFL serán perdidos.

2. Albergar el mejor partido de la temporada

Pocos pensábamos que Los Ángeles y Kansas City llegarían en tan gran momento al partido en el Azteca. Ambos tienen marca de 9-1 y el ganador se hará con la cima de la liga de manera solitaria, pero México no podrá ser sede. Algunos escépticos aseguran que la NFL canceló el juego porque no podía dejar que este partidazo se jugará fuera de territorio estadounidense.

3. Que miles de aficionados disfrutaran de un juegazo

Desde su regreso en 2016, la NFL ha logrado grandes entradas en el Estadio Azteca. Aficionados de México, Estados Unidos y otros países latinoamericanos hacen el esfuerzo por asistir, pero en esta ocasión se quedarán con las ganas. Aunque las entradas serán reembolsadas, miles de ellos perderán lo invertido en vuelos, hospedaje y en los cargos por servicio de los boletos.

4. La credibilidad para organizar eventos de esta magnitud

Nuestro país ha sido organizador de eventos deportivos de gran nivel. Sin embargo, experiencias como la que tuvo este año la NFL ponen en duda que se realicen nuevas visitas. Aunque hay contrato hasta 2020, el no haber tenido un pasto a la altura de la liga es una muestra de que hay detalles que se tienen que cuidar más si queremos seguir recibiendo partidos de NFL en México.