Los 10 apuntes del All Star

Los 10 apuntes del All Star

Después de unos emocionantes juegos, te dejamos los 10 mejores momentos del All Star porque dicen por ahí que recordar es volver a vivir y fueron algo que seguramente querrás volver a ver.

LeBron sigue siendo el jefe

LeBron James dejó claro el mensaje: quería la victoria. Cuando los Warriors amenazaban con romper el duelo (48-33) al comienzo del segundo cuarto, regresó LeBron a imponer y devolver la igualdad al marcador. Después, en apenas 4 minutos, el Team LeBron recuperó el mando (52-53). Era de esperarse se llevó su tercer MVP en un All Star merced a sus 29 puntos, 10 rebotes y 8 asistencias y, por si había dudas, volvió a demostrar al mundo el líder que lleva dentro. El éxito del nuevo formato se debe a él, a que LeBron siga siendo el jefe.

Hubo ‘defensa’         

Todo lo que no fueran récords anotadores y prolongados concursos de mates (una fiesta convertida en circo, vaya) iba a ser recibido con una amplia sonrisa en Los Ángeles. La deriva que el evento había tomado en las cuatro ediciones anteriores (345,5 puntos de promedio, 52 más que la suma de anoche) obligó a la Liga a dar un giro que revitalizó el All Star Game. El fin al modelo entre Conferencias y el aumento de las primas se tradujo en un partido (amistoso, no lo olvidemos) en el que por momentos hubo que atacar con cierto orden ante la intensidad puesta atrás. Llegar igualados a los últimos minutos hizo que viésemos verdaderas defensas. Buena noticia para la NBA.

Debut con nota para el futuro

Junto con Klay Thompson y Giannis Antetokounmpo, los mejores de los Warriors fueron sus dos únicos debutantes. Joel Embiid (19 puntos y 8 rebotes) y Karl-Anthony Towns (17+10) se mostraron agresivos y con un voraz apetito competitivo. Llamados a ser dos de los jugadores que lideren la próxima generación, causaron una excelente impresión.

En el bando de LeBron, hubo cuatro destacados: Oladipo, Goran Dragic, Andre Drummond y Bradley Beal. Parece que la nueva generación nos dará mucho de qué hablar en un futuro.

Los últimos elegidos: los que menos juegan

¿Fue coincidencia o el orden de elección tuvo su peso en la rotación de los equipos? Filtrado el orden de elección de los titulares hace semanas, se desveló el gran secreto: los dos últimos elegidos. Un dudoso honor que recayó sobre Al Horford (Team Curry) y LaMarcus Aldridge (Team LeBron). Curiosamente, ambos fueron los que contabilizaron una menor presencia en el parqué del Staples. Poco más de 4 minutos tuvo LaMarcus. Algo que a buen seguro que Gregg Popovich agradecerá a Dwane Casey, su homólogo en los Raptors y técnico anoche del combinado de King James. Seguramente influyó el que el estilo de ambos no casa con el estilo festivo de la cita.

Jimmy Butler no jugó

“Simplemente necesitaba un descanso. Tengo que estar preparado para la temporada,” se explicó Jimmy Butler en ESPN Radio. Descartada cualquier tipo de lesión, puede que los 41 minutos que jugó con los Timberwolves el jueves en el último partido de Regular Season celebrado antes del parón tuvieran algo que ver. Una extraña decisión que ha levantado polémica: ya hay quien se pregunta por qué no renunció para que pudiese acudir a la fiesta otro jugador en su lugar. Conviene recordar que DeMarcus Cousins si disputó un par de testimoniales minutos en 2017 a la vez que Kings y Pelicans cerraban su traspaso a Nueva Orleans.

Gran gesto de Anthony Davis

Cousins no pudo participar en este All Star de Los Ángeles por la rotura del tendón de Aquiles sufrida a principios de enero. Pero Boogie sí estuvo en el pabellón, también su apellido y número ‘0’ sobre el parqué. Su compañero Anthony Davis no se olvidó de él y disputó el encuentro con la misma prenda que tenía que haber lucido, y como titular, DeMarcus..

Paul George mejoró su imagen

Tras el nefasto concurso de triples por parte de Paul George en la noche del sábado (sólo sumó 9 puntos de 34 posibles), el alero se quitó el mal sabor de boca con una convincente actuación (16 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias y un +11 con él en pista) como líder del banquillo del Team LeBron. Y cómo no, con todo LA muy pendiente de la decisión que tomará este mismo verano en la agencia libre.

Draymond Green, el único que no tira

De los 23 jugadores que disputaron el encuentro sólo LaMarcus Aldridge se quedó sin anotar. Aunque el ala-pívot sí tiró a canasta en una ocasión, dejando a Draymond Green como el único que no miró el aro en juego. A pesar de ello, el de los Warriors logró un +15 para el equipo de su compañero Curry en los 18 minutos que jugó. Una marca que sólo mejoró un estupendo Damian Lillard. El base de los Blazers quiso dejar claro que su presencia era bien merecida.

Gana el equipo de los reencuentros

LeBron James y Kyrie Irving compartieron camiseta por primera vez desde la salida del base el pasado verano. Cosa que celebraron con triunfo y una destacada aportación por parte de ambos. LeBron se llevó el MVP, mientras que el de los Celtics bordeó el triple-doble (13+7+9) a pesar de su mala noche en el lanzamiento. No fue la única pareja que se volvió a juntar bajo los focos de Hollywood. Como ya hicieran el año pasado, Kevin Durant y Russell Westbrook también defendieron los mismos intereses con idéntico resultado que hace un año: la victoria.

Las palomitas de Curry

El dos veces MVP no pudo llevar a su equipo a la victoria. Tampoco encontró el toque de cara al aro (4/14 en tiros). Sin embargo, no se mostró muy preocupado al respecto. En la reanudación se quedó en el banquillo (sabemos que en el descanso echó un ojo a lo que se cocía por Twitter), momento que aprovechó para tomar unas palomitas como si estuviera en el cine.

10 momentos son pocos para todas las emociones y momentos que se vivieron en el All Star. Pase lo que pase, siempre podemos contar que el Strendus de la NBA nos dejará con un buen sabor de boca.