Madness: EE. UU. alucina con la mayor sorpresa de la historia

En un hecho sin precedentes, la edición 2018 del March Madness superó todas las expectativas.

La Universidad de Maryland en el Condado de Baltimore eliminó en la primera ronda a Virginia, la máxima favorita al título de la división Sur. El mundo del deporte estadounidense no da crédito a lo sucedido en el Spectrum Center de Charlotte, en Carolina del Norte.
Si es válida la expresión, este fin de semana experimentamos “la locura de la locura”.

Es la primera vez que una universidad que llega como última cabeza de serie derrota a la primera desde que la NCAA extendiera su torneo final a 64 equipos en 1985. Las probabilidades de que esto ocurriera eran casi nulas.

Y aún más remotas todavía eran las opciones de que Virginia cayera por 20 puntos (54-74). De los 351 equipos que disputan la División I de la NCAA, los Cavaliers eran los únicos que no habían encajado al menos 70 puntos a lo largo de la presente temporada. En el encuentro se llevaron 74.

Llegaban al Madness con un promedio de 53.4 tantos recibidos por noche. Sólo en la segunda parte, los Retrievers le endosaron 53 puntos.

Una de las “cenicientas” escribió una de las páginas más fascinantes en la historia del baloncesto universitario.

Tanto que la propia NCAA como la CBS no han dudado en calificar el triunfo de UMBC como la mayor sorpresa en la historia del torneo.

Los Retrievers se estrenaron en el March Madness por todo lo alto.

La primera victoria de esta modesta universidad en el torneo final llegó en un encuentro igualado hasta el descanso (21-21) que rompieron gracias a su acierto exterior (12/24 en triples) y dominio en el rebote (31-21).