‘MÁS UNIDO QUE NUNCA’ ES COMO VA EL TRI A RUSIA 2018

Aun con toda la presión mediática sobre el la derrota ante Dinamarca y la fiesta en la que participaron miembros de la Selección Nacional de México, Osorio afirma que después de un buen partido “todo podrá cambiar”.

Los artículos publicados en los tabloides sobre la fiesta en la cual participaron los futbolistas del Tri tras la victoria 1-0 sobre Escocia parecen haber perturbado al equipo mientras iniciaba una etapa vital de su proceso de preparación premundialista.

Luego se produjo la noticia de que Diego Reyes aún no se ha recuperado por completo de su lesión y, para colmo de males, México perdió 2-0 ante Dinamarca el sábado en una demostración que no inspiró confianza.

“Creo que todas las selecciones nacionales tienen sus propios problemas, algunas lesiones, el comportamiento de algunos jugadores y nosotros no somos la excepción”, expresó el técnico Juan Carlos Osorio en rueda de prensa celebrada tras la derrota.

“En estos momentos, sólo ocupamos nuestras mentes tratando de seguir entrenándonos y preparando los partidos y a nuestro equipo de la mejor forma posible para así tener un buen Mundial. Se requerirá de sólo un buen partido y todo podrá cambiar. Aspiramos que ese sea el caso”, agregó.

México verá a su primer encuentro mundialista, a disputarse contra Alemania el 17 de junio, como una oportunidad de jugar ese “buen partido” que se requiere para impulsar a la selección azteca. A pesar de los diversos informes que hablan de división en las filas del Tri, no se ha producido una demostración palpable que indique fractura alguna, aunque el hecho de que Héctor Herrera se haya ausentado de la concentración para visitar a su familia, lo cual ocurrió el pasado miércoles, ciertamente no es ideal. Lo más crucial es que los jugadores no han demostrado que no crean en Osorio y, tras bastidores, hay cierta frustración en el grupo por la forma en la que se ha informado sobre la fiesta en los medios. “Imagínense tener que salir y explicar cada situación o mentira (dicha por los medios) sin información alguna”, expresó Andrés Guardado tras el encuentro con Dinamarca. “Nos hace reír y estamos asombrados por la cantidad de noticias que se publican sin información.

Entendemos que hay ciertas noticias que llaman la atención y que, al no tener información, inventan muchas tonterías. “Lo más importante para nosotros es que el grupo no está fracturado y que está en perfecta forma. Estamos más unidos que nunca, porque, al pasar por situaciones como la que debimos afrontar esta semana, en vez de fracturarnos, nos unimos más. Eso fue lo que ocurrió esta semana”, añadió Guardado.

El Tri se preparará para el Mundial entrenando en el complejo deportivo del Dynamo de Moscú, ubicado en el noroccidente de la extensa capital rusa. La selección se encontrará así aislada del alboroto que genera este torneo y es muy probable que al acceso a la prensa sea muy limitado.

En estos momentos, eso es lo que precisamente necesita el grupo tras su estadía en un hotel del centro de Copenhague, en el cual los periodistas y aficionados podían mezclarse con los jugadores sin mayor dificultad. Aparte de las noticias y especulaciones publicadas por los tabloides, los aficionados del Tri muestran preocupación, porque la selección apenas ha marcado un gol en tres amistosos de preparación, lo que representa un problema importante. Osorio desestimó cualquier interrogante al respecto al afirmar el domingo que estos partidos estaban destinados a dar minutos a los jugadores, que el plan y equipo titular a enfrentar a Alemania ya están definidos, manteniendo los detalles en secreto, lejos de la indiscreta mirada de los medios.

Si no lo consiguen, los recientes eventos se convertirán en una página triste de la historia mundialista del Tri.