¿Qué tipo de apostador eres? ¡Aquí te decimos!

Algunas personas son muy minuciosas con sus apuestas, otras apuestan sin pensarlo y hay quienes tienen el don de la buena suerte, ¿con qué descripción te identificas?

Por Analuz Rodríguez

Todos somos diferentes y, en el mundo de los apuestas deportivas y los juegos de casino, cada persona tiene su propia manera de jugar y apostar. Algunos no tienen un método como tal y otros son súper cuidadosos con cada detalle y, aunque lo importante es que te diviertas y sientas la adrenalina que tu cuerpo necesita en Strendus, nos interesa saber (y que tú sepas) qué tipo de apostador eres. ¡Cuéntanos!, ¿cuál de la siguientes descripciones es la que mejor va contigo?

Desconfiado

Para ti hacer una apuesta es un completo reto. Lees absolutamente todos los términos y condiciones, analizas tus opciones y es probable que ya hayas apostado en numerosas ocasiones, pero aún así no puedes evitar divagar en que los partidos a los que apuestas podrían estar arreglados o que cualquiera que sea el resultado, será obtenido por trampa.

Tip: Recuerda que hacer apuestas es una forma de entretenimiento. Aunque es muy bueno que estés enterado de todos los detalles para tomar las decisiones que sean más convenientes ¡no te claves! Tómalo con calma y verás que podrás pasar un buen rato de diversión y adrenalina.

El de la mala racha

Estás convencido de que tienes mala suerte porque sientes que nunca ganas. Es más, cuando por ejemplo apuestas en sportsbook a favor de los equipos y/o resultados con probabilidades más altas, ocurre algo inesperado y terminan perdiendo u obteniendo un marcador completamente distinto. Lo bueno de ti es que no te agüitas, pero ya estás pensando en pedirle a tus amigos que hagan tus apuestas por ti.

Tip: Analízalo objetivamente, ¿realmente tienes mala suerte o te estás ahogando en un vaso de agua? Probablemente tu mala racha sea solo resultado de la mala vibra que tú mismo te estás generando. Piensa positivo, analiza tus movimientos y diviértete. Verás que las cosas mejorarán.

Suertudo

El universo simplemente te ama. No importa si las probabilidades están en tu contra o si se trata de un movimiento absurdo, si tú apuestas, hasta tus amigos saben que ya es algo seguro; cuando pierdes no te preocupas y vuelves a apostar sin miedo, pues sabes que más temprano que tarde volverás a ganar.

Tip: Sí está muy cool que tengas buena suerte, pero ¡no te confíes! Tu fortuna podría fallarte en cualquier momento y un paso en falso podría salirte muy caro. Realiza tus apuestas con la cabeza fría y sigue divirtiéndote con las precauciones necesarias.

Matemático

Tratas de no dejar nada al azar (aunque es una tarea imposible). Investigas todo lo que puedes con respecto a los juegos, partidos y las probabilidades; haces un análisis exhaustivo sobre los jugadores, el equipo y cualquier otro factor que podría influir en el resultado. Solo después de hacer todo lo anterior, te lanzas a hacer tu apuesta.

Tip: Debes tener presente que, tanto en las apuestas deportivas como en los juegos de casino, el azar tiene un papel bastante importante, así que no importa que tantos análisis exhaustivos realices, nunca estarás totalmente seguro de lo que ocurrirá. Date la oportunidad de hacer una que otra apuesta sin tanto rollo y verás que la pasarás aún mejor.

El camarón (se deja llevar por la corriente)

En realidad no te importa a qué le apuestas, ni si no tienes la menor idea de cómo están las probabilidades, solo apuestas con la esperanza de tener un poco de suerte y ganar. Si tus amigos o cualquier otra persona te habla sobre una oportunidad para apostar, lo haces sin más y de hecho no te va tan mal.

Tip: No estaría mal que te detuvieras a pensar un poco sobre las apuestas que realizas. Por lo menos asegúrate de apostar en juegos, partidos y/o deportes que sean de tu agrado para que la experiencia sea más divertida y tu inversión no pase desapercibida.