ESTAS FUERON LAS CLAVES POR LAS QUE GANÓ RIVER

Los Millonarios derrotaron a Boca Juniors en la vuelta de una final que parecía interminable para ser el nuevo monarca de Sudamérica

Por Jorge Mancera

River Plate logró la mejor victoria de su historia. El conjunto rojiblanco se coronó campeón de la Copa Libertadores 2018 tras vencer a Boca Juniors, su acérrimo rival, por global de 5-3, en el Santiago Bernabéu de Madrid.

https://www.instagram.com/p/BrMMInthvUz/?utm_source=ig_web_copy_link

Tuvieron que pasar 28 días y tres horas para completar la final del torneo más importante de Sudamérica. Con todo y eso, la vuelta ofreció un partido muy atractivo, que terminó por hacer justicia al equipo que mejor jugó el duelo decisivo; a continuación te presentamos las 5 claves del campeonato de River Plate:

1. La noche mágica de Quintero

Juan Fernando Quintero ingresó al minuto 58 para cambiar la historia de la final. El colombiano tiene una zurda privilegiada y su irrupción en el Bernabéu fue determinante. La dinámica que imprimió cambió a River y selló su gran participación con un golazo de zurda para el 2-1 parcial.

https://www.instagram.com/p/BpmV3K2FQzl/?utm_source=ig_web_copy_link

2. Gallardo Histórico

El ‘Muñeco’ fue un jugador muy querido por la afición rojiblanca y llegó al banquillo en un momento de crisis. Gallardo fue anunciado en 2014 en un River afectado por el descenso, pero a partir de ahí cambió todo. Dos Libertadores, una Sudamericana y 5 títulos más en 4 años y medio son prueba de que Marcelo es un histórico en todo sentido.

3. Pratto en la hora buena

A Lucas Pratto lo rodeaban dudas y críticas. La lesión de ‘Nacho’ Scocco lo puso como titular, aunque acumulara 2 meses sin gol antes de la ida. Para sorpresa de muchos, el delantero anotó el empate en La Bombonera y en el Bernabéu, calmando los nervios de los aficionados.

View this post on Instagram

Hora de entrenar @relojes_montreal

A post shared by Lucas Pratto (@prattolucas_ok) on

4. La expulsión de Barrios

Con el tiempo extra encima, ambos equipos pendían de un hilo. El esfuerzo de jugar 120 minutos podía perjudicar a ambos, pero Wilmar Barrios modificó todo. El colombiano fue amonestado al 87’ y al 92’ se ganó la segunda amarilla, dejando a Boca con una losa muy pesada encima.

https://www.instagram.com/p/BrDSjieD8P7/?utm_source=ig_web_copy_link

5. El poste bendito

El golazo de Quintero puso a River arriba, pero Boca se lanzó al frente, con todo y portero, para conseguir el empate. Al 119’ se quedaron a nada de empatar, con un tiro de Jara que pegó en el poste; el tiro de esquina posterior fue defendido y desencadenó el 3-1 definitivo que confirmó a River como nuevo campeón.

https://www.instagram.com/p/BrNRt-gHo__/?utm_source=ig_web_copy_link